Island, el videojuego para tratamiento psicológico

blogerredas 2 febrero, 2011 0

Juego



Hay un sin fin de títulos de videojuegos, cada uno con sus características propias, y con diferentes maneras de jugarlos. Muchos de ellos tienen como fin hacer pensar a los jugadores, como por ejemplo los puzzle, pero por lo general el objetivo principal de cada game es entretener y divertir. Así hay videojuegos para todos los gustos y necesidades, ya para todo tipo de públicos. Sin embargo lo que contaremos a continuación es algo verdaderamente innovador e interesante. Es que por primera vez en el mundo se han comenzado a utilizar los videojuegos como un complemento terapéutico en los tratamientos psicológicos que llevan adelante los pacientes con trastornos emocionales producto de las adicciones o la alimentación.

El videojuego hay que decir que se llama “Islands, y tiene como objetivo principal lograr escapar de una isla. Es así que cada usuario sólo conseguirá avanzar hacia el objetivo de salir de la isla si reacciona con autocontrol ante las diferentes situaciones que se planatean. Como ya dijimos anteriormente el juego fu desarrollado por Playmancer, un consorcio integrado por científicos y técnicos financiado por la Unión Europea (Séptimo Programa Marco) y el Instituto de Salud Carlos III.

Este juego, desarrollado entre el 2007 y el 2010 por el Consorcio Playmancer, es una aplicación, diseñada de manera exclusiva por el coordinador de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital de Bellvitge, Barcelona, Fernando Fernández-Aranda. El game tan particular consigue cambios comprobables en la actitud, conducta y hasta en las emociones de todos los pacientes que lo juegan, confirmando así que los softwares constituyen un complemento muy adecuado para llevara a cabo con éxito un tratamiento de estas características.

Desde el consorcio que diseñó el juego han afirmado que existían varios antecedentes de videojuegos que fueron utilizados en tratamientos de problemas emocionales y algunas alteraciones somáticas, pero ésta es la primera vez que se desarrolla de manera exclusiva, un videojuego para que forme parte del tratamiento psicológico habitual de un trastorno. Pero no es solo eso, ya que el nuevo game también interactúa con las emociones de cada paciente mediante biosensores.