Análisis Dragon Age 2: cuarta parte

blogerredas 16 marzo, 2011 0

Dragon Age 2



Tal como hemos contado anteriormente el nuevo Dragon Age ha modificado bastante sus combates. En la primera entrega se podía visualizar la totalidad de enemigos contra los que se iba a pelear en una batalla, y así poder idear una estrategia adecuada para la lucha. El problema es que Bioware decidió que esto hacía al juego un tanto fácil, por lo que modificó las batallas. Por supuesto que la primera vez que se juega a esta nueva versión se lleva una verdadera sorpresa.

El cambio básicamente esta dado en que los enemigos llegan por oledas o grupos. En el nuevo Dragon Age 2 no vienen todos los guerreros juntos sino que van apareciendo a medida que se van matando a los grupos. De esta manera por ejemplo pueden venir primero 8 enemigos, tras derrotarlos surgen otros 6 y luego 4 o 5 más. Esto vuelve bastante más complicado al juego al menos en cuanto a las batallas.

Es que se vuelve todo bastante desconcertante y hasta pone nervioso a los usuarios, porque en determinados momentos la batalla se vuelve complicada, y se arriesga todo para matar al último enemigo, quedando nuestro ejército con muy poca vida, y justo ahí cuando se cree que se ha ganado el pleito aparecen otros 4 guerreros más y como si eso fuera poco uno de ellos es un mago ranged, que termina por destruir al bando de los buenos.

Por supuesto que las luchas son verdaderamente divertidas y entretenidas, eso no está en discusión, pero lo que es verdad es que pone muy nerviosos al usuario ya que hay que morir bastantes veces sin lograr darse cuenta como saber cuando quedan más enemigos por eliminar y cuando no.